¿Por qué pica la vulva?

SeidyBalm IntiZone de SEID Lab te alivia

El picor en la vulva es tan molesto que es difícil reprimir la acción de rascarse la zona genital. Y este acto reflejo suele llamar la atención de miradas indiscretas que incomodan todavía más a la mujer que lo padece.

La regla general para prevenir infecciones vaginales es mantener una buena higiene íntima durante todo el año.

Sin embargo, aun manteniendo buenas prácticas de higiene, puede aparecer una infección. El motivo principal es una alteración de la microbiota vaginal, las bacterias que conforman el equilibrio químico natural de la vagina.

Causas de las irritaciones vaginales

Son muchos los factores que causan las llamadas vulvovaginitis o vaginitis que, además, pueden producirse a cualquier edad.

Esa irritación o inflamación de la zona vaginal, además de convertirse en una molestia continua, puede dar paso a una infección bacteriana posterior.

Algunas de las causas son las siguientes:

  • Uso de agentes irritantes: jabones, cremas espermicidas, anticonceptivos vaginales, aerosoles de higiene femenina, etc.
  • Durante la menstruación: uso excesivo de salva-slips, tampones, o compresas o que no se cambian con frecuencia. Es aconsejable utilizar copa menstrual o cambiar los tampones cada 2 horas y compresas al menos cada 3 horas.
  • Tras la menopausia: los niveles de estrógenos en las mujeres bajan después de la menopausia ocasionando el aumento de la sequedad en la zona íntima.
  • Uso de ropa ajustada o sintética: evita que la zona íntima transpire, lo cual lleva a que se presenten irritaciones.

¿Por qué aumentan los casos de picor en la vulva en verano?

Para la mayoría de mujeres, durante el verano se produce un cambio de rutinas, en gran parte debido a la coincidencia con el periodo de vacaciones.

Otras veces, tan solo se trata del cambio de temperatura y las costumbres que se adoptan debido a esa circunstancia.

En la mayoría de las ocasiones el uso de bañadores mojados, el contacto con la arena de la playa o el uso de ropa ajustada favorece la aparición de irritación vaginal, escozor, enrojecimiento de la vulva, picor o inflamación.

También la excesiva humedad en la zona vaginal debido al uso de ropa poco transpirable suele obstruir la sudoración y provocar una dermatitis.

La ropa interior elaborada con fibras sintéticas, como poliéster, elastano o poliamida aportan elasticidad, pero en su proceso de fabricación se utilizan productos químicos.

Siempre es mejor el uso de prendas de algodón que aporten suavidad y absorción para el contacto con nuestra piel, especialmente en la zona íntima.

El aumento de la actividad sexual durante el verano y el contacto con nuevas parejas aumenta el riesgo de este tipo de afección. Por ello, es importante mantener relaciones sexuales de manera segura y limitar el número de parejas.

¿Cuáles son los síntomas?

La irritación de la zona vaginal externa no es en sí una enfermedad, se trata de una serie de síntomas que se desarrollan en los pliegues suaves de piel de los genitales femeninos.

La zona íntima externa es sensible y delicada, cualquier alteración de la microbiota o pH vaginal puede provocar picor, escozor, inflamación y sensación de ardor en la zona, pudiendo alterar la vida cotidiana de la mujer.

Algunos de los principales síntomas son:

  • Enrojecimiento de la vulva: oscurecimiento de la zona genital exterior.
  • Picor en la zona genital: un desagradable escozor o sensación de quemazón.
  • Inflamación de los labios superiores de la vulva: en ocasiones pueden aparecer pequeñas ampollas.
  • Cambios en el flujo vaginal: tiende a volverse grumoso y blanquecino.

Prevenir y tratar las irritaciones vulvares

Lo más efectivo es siempre tomar precauciones para evitar dolencias y, en el caso de las irritaciones vulvares, es esencial el cuidado de la microbiota vaginal.

Aplicar el gel de uso externo SeidyBalm IntiZone de Seid Lab, ayudará a equilibrar la zona vaginal, neutralizar y prevenir infecciones, gracias a los probióticos y prebióticos que componen su fórmula.

SeidyBalm Intizone es un gel para el cuidado femenino íntimo, con Aloe vera, Ácido hialurónico, Extracto de Algodón, Probióticos y Prebióticos que contribuye a proporcionar hidratación, lubricación, alivio y bienestar en la zona vulvar.

Se recomienda a mujeres de cualquier edad que presentan irritaciones, sensación de picor, escozor y picor en la zona vaginal externa.

Mantener la zona íntima adecuadamente hidratada y lubricada, además, evitar que su delicado equilibrio se vea alterado mediante hábitos higiénicos y preventivos adecuados, ayuda a evitar la aparición de molestias e irritaciones por bacterias.

La prevención es lo más importante, por ello, seguir las siguientes recomendaciones ayudará a prevenir las irritaciones vulvovaginales:

  • Ejercicio físico: algunos deportes, como running o spinning, generan roce en la zona genital. Procura usar ropa transpirable para evitar la humedad por la sudoración.
Prevención de la irritacion vulvar con SidyBalm IntiZone de SEID Lab
  • Higiene femenina: lavar la zona con agua y jabón neutro que respete el pH fisiológico de la vagina. Se recomienda usar productos naturales como SeidyGEL PRE, que no contengan jabones agresivos, espumantes ni espesantes.
  • Depilación del pubis: escoger la forma menos agresiva para la piel de esa zona.
  • Relaciones sexuales: no solo el contacto físico, productos como lubricantes, preservativos o geles pueden resultar agresivos. Utiliza jabones íntimos específicos y lubricantes a base de agua.
  • Incluir alimentos probióticos en la alimentación para promover el crecimiento de bacterias “saludables”. Ej.: yogurt, col fermentada, miso…
  • Evitar el estrés, otro factor que puede alterar el equilibrio en diversas zonas del cuerpo humano, incluida la vagina.

¿Has sufrido de picor en la vulva en alguna ocasión? ¿Fue en verano? Cuéntanos en comentarios como resolviste esta molestia. Compartiendo aprendemos todas 😊

Se recomienda a mujeres de cualquier edad que presentan irritaciones, sensación de picor, escozor y picor en la zona vaginal externa.

Mantener la zona íntima adecuadamente hidratada y lubricada, además, evitar que su delicado equilibrio se vea alterado mediante hábitos higiénicos y preventivos adecuados, ayuda a evitar la aparición de molestias e irritaciones por bacterias.

La prevención es lo más importante, por ello, seguir las siguientes recomendaciones ayudará a prevenir las irritaciones vulvovaginales:

  • Ejercicio físico: algunos deportes, como running o spinning, generan roce en la zona genital. Procura usar ropa transpirable para evitar la humedad por la sudoración.